ACTUALIDAD

Nueva heroicidad de un piloto de motos. El madrileño Jorge Martín (Honda), ganador este año en Catar, Austin (Texas, EEUU), Italia, Holanda, Alemania y uno de los grandes favoritos a conquistar el título de Moto3, se rompió el radio distal izquierdo, con desplazamiento dorsal y radial, el viernes de la pasada semana, en el primer entrenamiento del Gran Premio de la República Checa, que se corrió en Brno. Martín fue operado al día siguiente por el doctor Xavier Mir, en el Institut Dexeus-Quirón, de Barcelona, y ya, en el mismo quirófano, se le hizo un test radiológico de estabilidad biomecánica comprobando que la fractura estaba bien fijada y, por tanto, había posibilidades, como así ha sido, de que corriese hoy, en Spielberg, el Gran Premio de Austria, en el que ha quedado tercero.

“Lo que ha hecho Martín este fin de semana ha sido una animalada, una bestialidad, y lo único que puedo hacer es quitarme el sombrero ante Jorge”, dijo el italiano Marco Bezzecchi (KTM), que ha ganado la carrera de hoy, de principio a fin. “No sé cómo tomarme eso de que me haya pasado un manco…pero no puedo hacer otra cosa que sacarme el sombrero!, muy grande ‘bro’”, fue lo que escribió en su twitter el hispano argentino Gabriel Rodrigo, el sábado, al ser superado por el piloto madrileño en la última sesión de entrenamientos.

Esta es la placa y siete tornillos de titanio que le puso el doctor Xavier Mir a Jorge Martín, hace ocho días, y con la que ha conseguido correr hoy Spielberg (Austria) y lograr la tercera plaza en la carrera de Moto3. / EL PERIÓDICO

“Lo único que puedo decir es que lo que ha hecho hoy Jorge es una cosa tremenda y, sobre todo, que demuestra de la pasta que están hechos estos muchachos, todo corazón”, reconoció el doctor Xavier Mir, cuyo magnífico trabajo en el quirófano al colocar una placa y siete tornillos de fijación, fue completado, ya en el circuito, por su compañero Ángel Charte, médico jefe del campeonato. “Sin ellos, sin ese milagro de la ciencia, sin sus manos, sin su técnica y, sobre todo, sin el ánimo que me dio el doctor Mir, el pasado miércoles, cuando le dije que no me veía con corazón de correr el domingo. Mir me dijo que sí, que lo lograría. Sin ese abrazo no hubiese venido a Austria”, reconoció Martín al bajar del podio ante los micrófonos de Movistar MotoGP TV.

Martín, que ocho días después de haber sido operado del brazo izquierdo logró su podio nº 16, es ahora segundo del Mundial, con 12 puntos menos que Bezzecchi, que se escapa ligeramente en la tabla. El piloto madrileño de Honda, de 20 años, reconoció su enfado porque “por poco se me escapa el podio después de tanta lucha, dolor y sacrificio pero, al final, he podido aprovechar un despiste de Jaume Masia, en la última curva, y conseguir subirme al ‘cajón’”.

“El martes no pensaba correr. El miércoles, el doctor Mir me animó a correr. Y hoy estoy loco, en el podio, pero, eso sí, con un dolor que flipas. Soy muy feliz” Jorge Martín

Piloto del equipo de Moto3 de Fausto Gresini

Martín, que apareció en pantalla diciendo “¡me duele que flipas!”, contó que había sido “una semana de locura, sin sentido, con mucho dolor y desesperación pues el martes, tres días después de que Mir me operase, ya estaba haciendo planes para saber donde iba a ver la carrera por televisión. Cuando el miércoles fui a la revisión del doctor, Mir me dijo, venga, venga, que puedes y yo salí de la Dexeus con un subidón que no veas”.

Puedes ver la noticia completa: https://www.elperiodico.com/es/motogp/20180812/martin-logra-la-heoicidad-de-subirse-al-podio-ocho-dias-despues-de-operarse-6985968